(81)88880867 | (81)88880866

BLOG

Las fracturas del fémur distal son las que se producen por encima de la articulación de la rodilla.

Las fracturas del fémur distal ocurren con mayor frecuencia en ancianos con huesos débiles, o en personas más jóvenes que tienen lesiones de alta energía, como un accidente automovilístico.

La tibia es el hueso largo que más comúnmente se fractura. Los huesos largos incluyen el fémur, el húmero, la tibia y el peroné.

Debido a que se requiere de una fuerza importante para fracturar un hueso largo, este tipo de fracturas puede estar asociada a lesiones adicionales.

Una fractura de la clavícula es una ruptura de uno de los principales huesos en el hombro. Este tipo de fractura es bastante común y puede ser muy dolorosa, haciendo difícil el movimiento de su brazo.

El radio es el más grande de los dos huesos del antebrazo. Una fractura de radio distal ocurre cuando se fractura el extremo del radio que se encuentra 3 cm proximal a la articulación de la muñeca.

Debido a su cercanía con la articulación de la muñeca, también es conocida como fractura de muñeca.

Una fractura del astrágalo es una ruptura de uno de los huesos que forman la articulación del tobillo.

Debido a que el astrágalo es importante para el movimiento del tobillo, una fractura de este a menudo resulta en pérdida significativa de movimiento y función del tobillo.

En la espondilolistesis, uno de los huesos de la columna vertebral, conocido como vértebra, se desliza hacia adelante, por encima de una vértebra inferior. Esto puede ocurrir en cualquier parte de la columna vertebral, pero es más común en la columna lumbar.